31

jul

Olvídate del estrés en nuestra masía

Tras todo un año de trabajo quién más y quién menos acaba estresado. Todo el mundo necesita desconectar durante unos días de la rutina diaria para poder buscar el equilibrio nuevamente y dejar que su mente descanse desconectando de todo lo rutinario.

Nuestro hotel con encanto es una alternativa eficaz para conseguir desconectar de las responsabilidades que se llevan sobre los hombros durante todo el año y vivir una experiencia diferente, relajante, sin prisas y en la que todo está pensado para que nuestros huéspedes se relajen y  se sientan en paz durante su estancia.

Todo se alinea para que tengas una experiencia excepcional: los paisajes de los alrededores, tranquilos y de una belleza muy particular; nuestras habitaciones, todas diferentes y con su propia personalidad pero igualmente acogedoras; nuestro restaurante, en el que puedes degustar platos especialmente pensados para deleitar tus sentidos o nuestro servicio de masajes que te ayudarán a que tu cuerpo descargue también todas las secuelas físicas del estrés.

Contamos con diez habitaciones, una de ellas adaptada para personas con problemas de movilidad. Una de ellas es una habitación familiar con un altillo disponiendo de dos camas de matrimonio para poder llevar a los niños. Dos de las habitaciones son suites para ocasiones especiales.

Un entorno de paz que invita a relajarse

La Masía La Mota está situada entre los parques naturales El Carrascal de La “Font Roja“ y La “Serra de Mariola“. Gracias a esta privilegiada situación es posible tener vistas de ambos parques y muchos de nuestros clientes acuden a realizar rutas de senderismo. Es posible encontrar caminos para todos los niveles de dificultad y también realizar rutas en bicicleta. Una forma de disfrutar de la naturaleza que te ayudará a respirar aire puro y a disfrutar del silencio y de la tranquilidad de estos caminos.

A tan solo cinco kilómetros de Alcoy es posible encontrar este lugar idílico, con un paisaje envidiable y en el que todo invita a relajarse. Y estos cinco kilómetros que los separan están en parte dentro de la llamada Vía Verde, una fantástica ruta hacia Alcoy en la que se pueden encontrar diferentes establecimientos para tomar algo. Por esto, algunos clientes que no conocen Alcoy deciden realizar este camino a pie deteniéndose para disfrutar de la hostelería de la zona.

Cena en nuestro comedor y descubre el placer de la cocina tradicional

Nuestro comedor cuenta con muchos puntos a su favor, o eso queremos pensar, pero nuestros clientes suelen destacar dos de ellos: la calidad de la cocina y las vistas. En el segundo de los puntos nosotros solo hemos aprovechado nuestra fantástica ubicación para permitir a la naturaleza que haga su trabajo. Estamos situados en un entorno natural privilegiado y por eso las vistas son fundamentales en nuestro restaurante.

Dónde sí que nos hemos esforzado al máximo y seguimos haciéndolo es en elaborar una carta en la que el cliente pueda contar con diferentes opciones siempre dentro de la comida tradicional de esta zona. Ponemos todo nuestro esfuerzo en que la materia prima, tanto las carnes como las guarniciones, sean de primera calidad porque sabemos que eso se traduce en un mejor sabor.

La elaboración de los platos corre a cargo de una cocina altamente preparada en la que se nota la mano profesional de quién pone todo el cariño, su experiencia y sus conocimientos para conseguir que cada plato sea una buena experiencia para el cliente.

La comida es, sin duda alguna, un placer y una forma de relajarse. Sentarse en nuestro comedor en buena compañía a saborear los platos que ofrecemos con las mejores vistas de fondo, será uno de los mejores momentos del día.

Pide cita para nuestros masajes con piedras

Para dejar a un lado el estrés no hay nada como los masajes y en nuestro hotel en Alcoy ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de reservar un masaje realizado por excelentes profesionales que te ayudarán a equilibrar tu cuerpo y mente.

Una de las opciones favoritas de nuestros clientes son los masajes con piedras, que se llevan a cabo con piedras volcánicas procedentes de Hawai. Toda una experiencia que te hará sentir liberado de todo estrés y sin presiones.

Las piedras calientes se combinan con aceites procedentes de Mar Muerto, con reconocidas propiedades para la piel. Un masaje de larga duración en el que se trata todo el cuerpo y del que, según aquellos que lo han probado, se sale con una auténtica sensación de paz.

Además del masaje con piedras también se realizan tratamientos de belleza, una excelente ocasión para mimarse y poco y dedicar a uno mismo ese tiempo que nos negamos a lo largo del año y que tan necesario es no solo para nuestro aspecto físico, sino también para sentirnos a gusto con nosotros mismos.

Por acceseo|Sin categoría|0 comment

Deja un comentario