La Mota

Alojamiento singular en la provincia de Alicante, ubicado en el Parque Natural Font Roja

Historia del Hotel con encanto Masía La Mota

El Hotel de Alicante Masía La Mota es el resultado de dos historias convergentes que parten de orígenes tan lejanos como dispares que con el tiempo se cristalizarían en un hotel con encanto en la provincia de Alicante que es referente de sostenibilidad medioambiental y el ejercicio de buen gusto.

La Mota es el nombre de una masía ubicada en el parque natural de la Font Roja de Alcoy. Era una unidad de explotación agraria como tantas otras en la montaña (del interior) de Alicante.

Aceite de oliva, vino, frutas, cereales… Con los tiempos cambiantes del sexto decenio del Siglo XX, las grandes masías como La Mota dejaron de ser rentables y paulatinamente fueron cesando su actividad productiva. Sus puertas se fueron cerrando y los años hicieron mella en sus tejados y muros. Aquella construcción sobria, recia y orgullosa, engarzada en el verde carrascal del bosque mediterráneo de La Font Roja, cedió al abandono a partir de mediados del siglo XX. Apagándose como una luz que se extinguió casi por completo… Casi finalizando el milenio, justamente en el undécimo mes del año 1999, un nuevo proyecto de vida se abre ante una pareja que barajaba distintas opciones para iniciar un capítulo en común lleno de ilusión.

La decisión debía responder con acierto. Estudiaban varias opciones hasta que, finalmente, en la montaña de Alicante, encuentran rodeada de un entorno natural privilegiado precisamente aquella masía que aún conservaba el vestigio del esplendor de otro tiempo. Fugazmente en la imaginación de ambos empieza a tomar forma lo que se pudiera lograr con la restauración de la vieja casona. Entre sus gruesos muros se recupera la vida y la actividad, tras un lento proceso que concluye en el hotel que hoy mismo aprecian sus huéspedes.

El resultado se ve reconocido con distintos premios y distinciones y una larga y cálida relación de clientes tan satisfechos como agradecidos. Bienvenidos a Hotel de lujo Alicante: Masía La Mota.

Un viajero, maduro y reflexivo pero aún con grandes expectativas, algo abrumado por la incoherencia que revelaban otras latitudes, va en busca de algo mejor donde disfrutar con plenitud de su familia. Escrutaba destinos que le ofrecieran la promesa del nirvana que tanto añoraba pues también se le hacía evidente la cercanía inexorable de la tercera etapa de su vida, de aquella época donde la tranquilidad y el sosiego cobran mayor importancia“.

Edgar Ameglio