Exteriores

exteriores

Te sorprenderás al llegar a Masia La Mota por el paisaje que le rodea. Hermosas vistas a 360º.
Los exteriores de Masia La Mota los caracterizan las épocas de su construcción. Por ello, cada cuadrante de fachada exterior es diferente.

Cada fachada reflejaba un aspecto diferente según su orientación. La fachada – dirección Norte- resulta más austera y cerrada para protegerse del viento Tramontano invernal .
La meteorología fue otro factor tomado en consideración en la construcción de Masía La Mota, por las fuertes tormentas generadas en el microclima de la ladera norte de la Font Roja, que proceden del Levante.

Finalmente, la economía y el grado de productividad agropecuaria que se desarrollaba en la Masía, fueron tomados en cuenta a la hora de levantar varios módulos componiendo y creando la construcción original. De allí que el aspecto que Masía La Mota posee, sea un conjunto de edificios, a modo de pequeña aldea.

Hemos encontrado evidencias que en épocas remotas varias figuras arquitectónicas fueron demolidas para ser de nuevo construidas. Los actuales propietarios, han intentado unificar el semblante exterior con toques que lograsen darle un denominador común con valores estéticos de una época que se ubicara en tiempo y espacio alrededor de la segunda mitad del Siglo XIX.

La planificación de la jardinería y la proyección del paisajismo también buscan este efecto. Los bancos, las fuentes, los jardines en continua evolución, también responden a la intención de crear micro ambientes aptos para disfrutar del maravilloso entorno que circunda Masia La Mota, junto a la magnífica piscina al aire libre de Masía La Mota.